RSS

Embellecer nuestro lenguaje

21 May

Embellecer nuestro lenguaje
Carolina Jaimes Branger

Martes, 17 de mayo de 2005

La gente en general no se preocupa por la manera como habla. Una lengua como la española, tan rica, tan extensa, tan precisa, se ve mancillada, humillada y vapuleada en su uso por palabras que carecen de belleza. Voy a usar como ejemplo la palabra “aperturar”.

No estoy en contra de los neologismos. Por supuesto, las lenguas deben enriquecerse. Pero hay palabras que no suenan bien. “Aperturar” es una de ellas, aunque ya haya aparecido en el “Diccionario del Español Actual” de Manuel Seco.

La primera vez que la escuché, fue en el banco. Yo estaba en la fila, cuando una joven se me acercó y me preguntó:   “¿Usted va a aperturar una cuenta?”.

  “No”, le respondí. “Pero si fuera a hacerlo, no la “aperturaría”, sino que la abriría”.

  Me miró como si yo fuera una extraterrestre, y siguió su camino.

  Desde ese momento, casi todos los días, escucho a alguien que habla de “aperturar”. Se lo he oído decir a todo tipo de personas: gobernadores, alcaldes, dirigentes de oposición, profesionales, estudiantes, empleados. Y siento ganas de decirles:   “¡No digan “aperturar”, digan “abrir”! ¡Tan lindo que es decir “abrir”!   El gobernador que solemnemente declara ante los medios:   “Se aperturarán las solicitudes de créditos adicionales para la construcción de viviendas…”   ¡Me encantaría que en vez de “aperturarán”  dijera “abrirán”!   El alcalde que refiriéndose a lo injusto que resulta que a otro compañero alcalde lo imputen en la Fiscalía:   “Ya con esta son tres las imputaciones que se le han aperturado, sin ningún fundamento…”   ¿Por qué en vez de  “aperturado” no dice “abierto”?

  El dirigente de oposición que se queja de que cada vez son menos los espacios de participación:   “En vez de aperturar espacios, el gobierno cierra sus filas…”   ¿Por qué en vez de “aperturar” no dice “abrir”?   El abogado que afirma con propiedad:   “Este expediente, a pesar de que se aperturó, es ilegal de toda ilegalidad…”   ¿Por qué en vez de “aperturó” no dice mejor “abrió”?   El estudiante que justifica el retiro de una materia:   “La voy a cursar después, porque me aseguraron que la aperturarán en verano”.

  ¿Por qué en vez de “aperturarán”, no dice “abrirán”?   El empleado de una oficina que explica un procedimiento:   “Aquí tiene todos los recaudos que debe traer para que se le aperture la solicitud”.

  ¡Mejor me suena “abra” que  “aperture”!   Y no les extrañe que si ya estamos en esto de “aperturar”, dentro de nada nos encontremos en proceso de cerradurar una cuenta, una solicitud o una materia.

Yo los invito a pensar en otras palabras que pueden ser sustituidas por otras más bellas.

   Este año, que se conmemoran los cuatrocientos años de la publicación del Quijote, el mejor homenaje que podríamos hacerle a Cervantes es el de embellecer nuestro lenguaje.

 

Tags: ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: