RSS

Monthly Archives: April 2006

Se acabó ese peo

 

No podía ser de otra manera, después dirán que no puede ser cierto, un grupo de científicos venezolanos eliminan las flatulencias que dan las caraotas (alubia, judias, fabas. fabes, porotos), ayyyyy hombres y mujeres de poca fe.

 

 

 

Judías sin flatulencias, invento venezolano 

Científicos venezolanos crean la faba sin flatulencias 

Las judías son uno de los alimentos más nutritivos que existen pero a la vez uno de los más engorrosos en lo que a sus efectos en el cuerpo humano se refiere debido a las flatulencias que provocan. Un grupo de científicos venezolanos ha creado unas judías que son muy nutritivas y no provocan gases.

Dos variedades de una bacteria son la clave para crear estas judías, según han informado los investigadores. Las dos bacterias, identificadas como Lactobacillus casei y Lactobacillus plantarum, son añadidas a las judías para que éstas causen la menor molestia posible a aquellos que las coman, y a aquellas personas que les rodean, en palabras de Marisela Granito, de la Universidad Simón Bolívar, en Caracas.

Las flatulencias son gases liberados por las bacterias que viven en el intestino cuando entran en la comida. Según se cuenta en el Diario de Ciencia de la Comida y la Agricultura, Granito y sus colegas descubrieron que añadiendo las dos bacterias a las judías negras (conocidas científicamente como Phaseolus vulgaris( antes de cocinarlas se conseguía que éstas causaran menos flatulencias a los comensales.

"Las legumbres, y en particular la Phaseolus vulgaris, son una importante fuente de nutrientes, especialmente en países desarrollados", según el informe publicado. "A pesar de formar parte de las dietas cotidianas de estas poblaciones, su consume es muy limitado por los gases que producen".

Cuando los investigadores fermentaron las judías negras con las dos bacterias, descubrieron que decreció la fibra soluble que contenía en más del 60% y que se rebajaron los niveles de rafinosa, un compuesto conocido por los gases que provoca, en un 88%. Varias ratas fueron alimentadas con éstas judías y después analizaron sus excrementos para constatar que las judías fueron digeridas y mantuvieron su valor nutricional.

 

Fuente: Diario El País (España)

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_4946000/4946030.stm

 

Advertisements
 
Leave a comment

Posted by on April 27, 2006 in Venezolanisimos

 

Lutecia Adams, forma sana de comer

El Personaje de la semana y su receta
Lutecia Adam

NATURISTA  Luchadora social incansable, nació en Irapa, Estado Sucre. Vivió en Tucupita, Delta del Orinoco, hasta que tuvo 16 años. Se educó con las Hermanas Franciscanas. Tiene cinco hijos, 14 nietos. Ha escrito varios libros: "Diario íntimo de amapolas y fantasmas", "Laboratorio de la naturaleza 1", "Laboratorio de la naturaleza 2" y "El gran laboratorio de la naturaleza". Desde hace más de 15 años trabaja con la comunidad de Hato Viejo en un programa de acción socio-educativa-cultural para incrementar la producción de artesanías, mejorar la calidad de la alimentación con los productos del medio y elevar la calidad de vida de quienes participan en el proyecto

Esperanza Márquez 

 
CREADORA Adams ideó para ella y para todo al que pueda ayudar una nueva y sana forma de comer


La existencia de Lutecia Adam está llena de cosas bellas, pero también ha tenido que pasar por experiencias que la marcaron para siempre, como ser perseguida, junto a toda su familia, por la dictadura de General Marcos Pérez Jiménez.

Pero ya hoy en día Lutecia ha superado todos estos acontecimientos, además de haber superado una enfermedad que la tuvo al borde de la muerte.

Pero vamos a comenzar por el principio, desde su infancia, hasta llegar a cómo Lutecia, Adam cambiando sus hábitos alimenticios, su manera de pensar, sentir, etc., logró superar su enfermedad, considerada como incurable.

"¿Qué comía en mi infancia?

De todo lo que me daban. Pero uno de los olores que recuerdo con gran nostalgia cuando hago pan, es el de pan recién horneado.

En mi casa se hacía el pan.

Mi Nenita tíaabuelamamá era una artista en la cocina, ella logró conjugar el arte de la gastronomía criolla con la exquisitez de la comida francesa.

"Mi padre era francés y consideraba algunas de nuestras comidas indígenas como poco nutritivas.

El casabe y la arepa no se comían, pero yo me desquitaba en casa de mis abuelos y amigas del colegio, y comía todas esos platos criollos extraños en mi casa.

"Nuestro desayuno era el típico francés: pan, mermelada, mantequilla queso, frutas, algún cereal y una bebida que inventó mamá a base de papelón, especias y leche que llamó Guarey y que aprenden a consumir los pacientes de cáncer y las personas con quienes intercambio conocimientos.

"Nuestro almuerzo estaba compuesto por sopas variadas, desde la típica de cebolla, hasta los caldos y sancochos criollos de gallina y carne de res, pescados.

Comíamos mucho pescado, por lo menos tres veces a la semana, muchas ensaladas y vegetales, en casa había un huerto y se cultivaban verduras y hortalizas. También se comían plátanos a diario, nunca faltaban los plátanos pues el francés que no dejó entrara a nuestra casa el casabe y la arepa, se enamoró de ellos, y consideraba el valor nutritivo del plátano superior a muchas frutas. Los comíamos en puré, fritos, horneados en dulces en todas las formas. Él los comía como postre, a nosotros nos encantaba con la comida.

"En la cena tomábamos una comida suave como pastas, puré, un poco de pollo y postre.

Nunca faltaban cereales: avena, cebada, con la leche que traían de la finca de los abuelos, la cual hervían y daba unas natas gordas deliciosas, la que yo pretendía comerme sola".

La conversación con Lutecia es tan animada, formadora, enriquecedora y llena de la paz interna que nos comunica en cada gesto, en cada sonrisa o en cada carcajada, que hubiéramos podido hablar con ella el día entero.

Una anécdota de su infancia de niña traviesa y sincera: "Antiguamente cuando alguien regresaba de viajes o se enfermaba un miembro de la familia, se acostumbraba enviar a las niñas de la casa con alguna delicadeza para el enfermo o el recién llegado. Mi mamá enviaba su presente: galletas caseras, o huevos frescos, o flores del jardín, o unas islas flotantes, con sus tres niñitas, con la recomendación de que si nos ofrecían merendar o algo, dijéramos ‘No gracias, ya merendamos’.

Yo respondía, "Sí, yo sí quiero, muchas gracias".

Mis hermanas me veían con una cara de descarada que no tenía tamaño".

Lutecia Adam, antes de enfermarse tan gravemente, llevaba una vida a la que decidió darle un vuelco: "Comía y bebía de todo, llevaba una vida social intensa y estresante.

Vivía para darme placer y satisfacciones de toda índole y hacía ejercicios, no por el placer que te da el movimiento, sino por estar en forma, no ser gorda. La belleza externa".

Hoy en día y desde hace años, hasta lograr su total curación con el asombro de sus médicos, Lutecia Adam se ha inventado, para ella y para todo al que pueda ayudar, una nueva y sana forma de comer: "No considero mi comida netamente vegetariana, porque no practico la rigidez de algunos vegetarianos, uso leche, huevos criollos, como un poco de pescado y aves criadas en el patio sin hormonas y antibióticos. Creo que los cambios en la alimentación deben ser conscientes y armónicos, y adaptar esos cambios de acuerdo a cada naturaleza.

Nos alimentamos no sólo con lo que ingerimos por la boca, también nos alimentamos con lo que pensamos sentimos. " El cambio en los hábitos de vida de Lutecia Adam, no solamente tiene que ver con la alimentación.

Uno se nutre no sólo de alimentos, sino con nuestra manera de ver las cosas, de disfrutarlas y de cuidarnos tanto nuestra alma como nuestro cuerpo, y le pregunto: ¿Se puede considerar vanidad el cuido del cuerpo?

"No considero vanidad el cuido del cuerpo. Me parece hermoso y saludable que cuides el estuche que guarda tu alma, y ese cuerpo debe estar limpio de impurezas tanto físicas como emocionales, para alojar esa cosa maravillosa que es tu espíritu.

Es un acto de respeto y amor hacia ti mismo.

"Ser bella, para mí, era un reto, hoy la belleza es una cosa más íntima y profunda que se refleja en mi piel, en el brillo de mis ojos, y en la sonrisa de mis labios que brota ante el milagro de una tela de arañas tejida durante la noche en los naranjales preñados de azahares, bañados de rocío, que contemplo en mi caminata matinal en Hato Viejo".

Lutecia, ¿cuál es, hoy en día, tu filosofía de vida y que nos recomendarías para mejorar nuestras condiciones físicas, espirituales, emocionales, morales, mentales?

"Está basada en la simplicidad de las cosas. En perdonar, y disfrutar de las cosas que no tienen valor, como por ejemplo, el aire que respiro. Todos respiramos el mismo aire. Los pobres y los ricos. Eso nos unifica, así que cuando me levanto al amanecer y respiro y estoy viva, agradezco a esa fuerza Infinita que me sembró la vida por disfrutar de ello. Mientras menos tengo, menos cosas tengo que cuidar y puedo dedicar más tiempo a cultivar mi jardín, a escribir mis cosas, a cultivar lo que como, a compartir lo que aprendo cada día con los demás.

"Pienso que dejar vivir a los demás sin hacer juicios perniciosos y perdonar sus inconsecuencias, tomando las cosas al mismo ritmo de la naturaleza, como se suceden los cambios del día y la noche, la siembra y la cosecha, haciendo las cosas sin presiones, dejando que fluyan las fuerzas naturales que están dentro del universo, respetando el orden que rige las cosas.

"Yo diría que mi filosofía de vida se basa en respetar mi entorno y en nutrirme integralmente sin dañar en absoluto las bondades de la Naturaleza".

Con esta enseñanza de vida y con la receta que nos regala, que inventó en honor a su nieta, nos despedimos de Lutecia Adam, ejemplo de cómo la mente puede imponerse sobre el cuerpo y lograr su curación.

LA RECETA

Paté Ximena

Ingredientes:

  • 1 kg de cebollas
  • 250 g de aceitunas negras
  • 2 paquetes de queso crema
  • 1 panela de mantequilla o margarina
  • 1 cabeza de ajo
  • 2 limones (grandes)
  • 2 copas de jerez o blanco seco
  • 1 cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 1 cucharada grande de nuez moscada
  • 4 hojas de laurel (picaditas o en polvo)
  • 2 cucharadas de salsa inglesa
  • 2 cucharadas de salsa soya
  • 1 cucharadita de Guayabitas del Perú
  • 2 cucharadas de gelatina sin sabor

    Preparación:

    Se lavan y pelas las cebollas, se pican en rodajas finas y se aderezan con limón, la pimienta, la salsa inglesa, la soya, la sal, los ajos machacados, guayabitas molidas y una copa de vino.

    En una sartén se pone la mantequilla a fuego lento, al estar caliente, se sacan las cebollas de la maceración y se ponen al fuego, hasta que estén doradas y cristalinas. Le agrega el jugo donde estaban y la mitad de la nuez moscada, lo revuelve bien y lo deja cocer hasta que se consuma el vino. Le agrega la gelatina y revuelve. Lo apaga y deja reposar.

    Finalmente licua el guiso y el queso crema.

    Por partes, poco a poco integrando el queso crema con el guiso, hasta finalizar todo el material. Ya está listo para servirlo. Lo pone en una fuente adornado con aceitunas negras y verdes y lo sirve con panecitos y casabe tostado, o también con algunos palitos de celery o zanahoria, alrededor.

  • Fuente: El mundo

     
     

    Corin Tellado como una reina

    Corín Tellado es mi vecina en Gijón, es decir vivimos en la misma ciudad, si , si, si es ella,  es la misma que tiene 60 años escribiendo historias de amor y  las contemporáneas mias seguramente recordaran de la revista Vanidades. La mundialmente popular Corin sigue escribiendo a pesar de sus achaques.
     
     

    Corín Tellado celebra en familia sus 80 años
    Escritora «gracias un don de Dios» e icono de las novelas románticas en español, Corín Tellado cumplió ayer 80 años rodeada de los suyos
    LETICIA ALVAREZ/GIJÓN
     
    Oigo mal, veo peor, necesito un bastón y la diálisis me deja hecha trizas un día sí y otro también, pero todavía dicto sin titubear». Así se siente Corín Tellado a los ochenta años. Mermada por la edad, pero sólo en lo físico. Dice que su matrimonio con la escritura es «un don de Dios». «Tengo ya seis historias en la cabeza y sé que aún podré contar muchas más. Me encanta esta profesión en la que llevo ya sesenta años». Y no lo dice por decir. Escribe a razón de 25 folios al día que puntualmente recoge al dictado su nuera María José. «A veces le digo: ‘Caco, hoy no puedo, hoy estoy hecha polvo. Y salen otros 25 folios. Claro, ella siempre me contesta lo mismo: ‘Si llegas a estar bien…’».

    Y está bien. Ayer mismo festejó su llegada a la vida octogenaria con una comida en familia en el Club de Regatas. «Ya ve, tengo los mismos años que la reina Isabel de Inglaterra», comenta. A ella, a la reina en castellano de la literatura romántica le aguardaban sus hijos, sus hijos políticos y sus seis nietos. «El amor de mis hijos me produce muchísima satisfacción emocional y a mis nietos, a todos, los adoro», asegura la escritora en español que más libros ha vendido.

    «Hace poco dijeron de mí que soy un icono. A mí no me lo parece. Soy sencilla y conservo los mismos amigos de siempre», asegura. Pero también cree que «no habrá otra Corín en estos tiempos. Lo intentó Ana Rosa Quintana y mira el trastazo que se dio», observa con humor.

    Con la misma sonrisa que se acerca a los correos electrónicos que le llegan de todo el mundo. Ayer mismo cargados de felicitaciones con motivo de su aniversario. «Nunca me asustó la evolución de la técnica», dice ahora que asiste a la sustitución de la carta por el ordenador. «Es más, me gusta porque los ’emails’ son breves, pero densos. Contienen pocas palabras, pero muy bonitas».

    A Corín le encanta leer las cartas al director que llegan puntualmente a la revista ‘Vanidades’ con la que colabora desde hace décadas. También lee las críticas, «aunque algunas me hayan dolido y mucho».

    «Me encanta leer, precisamente ahora que he perdido vista de un ojo me siento muy limitada». Quizá por eso también confiesa que ha dejado de ser tan coqueta como era: «Me encantaba la ropa, sólo que ahora paso mucho tiempo en la cama a causa de mi enfermedad y salgo menos. Me gusta ir muy bien perfumada, aunque soy fiel a un solo perfume de Elizabeth Arden y, aunque mi habitación a veces parece un hospital, siempre me ocupo de que huela fenomenal».

    En uno de los cajones de su despacho guardó hasta hace poco dos novelas que ahora quiere sacar a la luz: ‘Doce en solitario’ y ‘El destino de las sombras’, historias donde el amor y los conflictos son, una vez más, protagonistas. Y su autora que hizo soñar a tantas lectoras asegura, sin embargo, que no hubiera protagonizado ninguna de las historias de amor que ha escrito. «Ni hablar. Cuando me separé quedé hartita de hombres».

     
     
    Leave a comment

    Posted by on April 26, 2006 in Asturiania

     

    Chicha andina 100% aragueña

    La chicha de arroz de Marisol Useche de García

    En la esquina ubicada entre las calles Carabobo y Nueva, en el barrio Santa Rosa de Maracay, se encuentra una noble mujer que por más de 14 años ha establecido allí su puesto de trabajo, consolidando un legado gastronómico para el estado Aragua. Marisol Useche de García, conocida como "la catira" complace hasta los paladares más exigentes con su deliciosa chicha de arroz. Y es que quienes la prueban una vez, no dejan de beberla.
    Tesón, amor y cariño son los ingredientes con los cuales adereza Marisol Useche de García la bebida, que se ha convertido en una tradición en el Estado Aragua

    Mileidys Aguilar. Fotos: Pedro Montes


    Bien temprano, a las 9:30 de la mañana, la chichera se instala en su lugar y de allí no se mueve hasta las 7:30 de la noche. Yanet es quien la ayuda a despachar el producto de forma magistral, como si hubiese estudiado para maniobrar con los vasos y la cuchara de servir.
    Personas van y vienen, de las zonas vecinas y otros puntos del estado, pocos resisten la tentación de pararse a tomar la famosa chicha de "la catira". Desde autoridades hasta deportistas osan darse su paseíto por estos lares.

    En un tono muy amable y acogedor, rayando en la timidez, Marisol relata sus comienzos como mujer de negocios.

    La historia de este negocio es sinónimo de fortaleza, inteligencia y ganas de salir adelante. Representa un ejemplo para quienes están en busca de un impulso para formarse como emprendedores.
    "Nosotros comenzamos con el puesto, porque lo vimos como una alternativa para solventar los problemas económicos por los que estábamos pasando. Debo confesar que el promotor fue mi esposo Luis García y al ver que la clientela aumentó aceleradamente, me integré a ayudarlos. Por cinco años formamos una pareja perfecta de trabajo".
    Lamentablemente -dice- Luis se enfermó y tuvo que cambiar de trabajo, haciendo cosas que no necesitan tanto esfuerzo físico, en ese momento me quedé a cargo del puesto, hasta ahora.
    Con el paso de los años Marisol se fue haciendo un nombre dentro del negocio y por todo el estado se conoce de las bondades de la bebida que prepara, así como la excelente atención que brinda.
    A punta de chicha se ha levantado el hogar García Useche. En la actualidad los tres retoños de esta familia cursan estudios universitarios, con el fiel propósito de prepararse para el mañana. "Mis hijas estudian Ingeniería Agronómica y mi hijo, Derecho, todos en la Universidad Rómulo Gallegos, en San Juan de Los Morros".

    RENTABILIDAD AL TOPE

    Como muy productivo califica la experta chichera su negocio, pues asegura que no hay un día que la mercancía se quede fría, siempre hay demanda.
    Jueves y viernes son los más productivos, "debe ser porque la gente cobra y tiene dinero", agrega. El nivel de ventas depende del clima, pues cuando hace más calor, la demanda aumenta, porque refrescarse con una bebida bien helada es lo máximo.
    Los precios van de acuerdo al bolsillo de los clientes, hace 14 años el vaso pequeño costaba 5 bolívares y el que le sigue 10; hoy el tiempo ha hecho de las suyas y "tenemos desde 700, 1.000, 1.500, 2.500, y hasta 3.000 bolívares el pote familiar".
    "Vendo bastante, hasta seis tobos de 44 litros cada uno", eso equivale a 264 litros diariamente, cantidad que genera una ganancia significativa a la emprendedora, quien hasta pensó franquiciar el negocio, pero el resultado no le agradó y tuvo que olvidarse por un tiempo de la idea.
    "Intenté abrir otro punto pero la persona que puse no sabía mi fórmula y diluía mucho la mezcla, dejándola más líquida, menos espesa, lo cual no es característico de mi chicha, entonces no funcionó".
    El punto en donde está ubicado el puesto es estratégico, tanto para ella como para los comerciantes vecinos. Y es que la chica resulta ser un atractivo para el lugar, pues trae clientes.

    UNA DELICIA EN CADA SORBO

    El alimento es preparado a base de arroz cocido, leche en polvo, vainilla, azúcar y caramelo para darle color. Al servirlo se agregan canela, leche condensada y un toque de lluvia de chocolate.
    El secreto viene desde la ciudad de San Cristóbal, tierra que dejó la comerciante hace 20 años, para establecerse en la entidad aragüeña. "Esto es un alimento natural y lo mejor es atender bien a la gente, para que se sientan bien".

    Fuente: Diario El Aragueño – Revista Negocios

     
    Leave a comment

    Posted by on April 25, 2006 in Venezolanisimos

     

    Una “a” de bajo perfil

    Me llama la atención el logo que identifica lo que será la Televisión Autonómica del Principado de Asturias, una aparente "a" minúscula, en la que si me fijo bien son tres rayas horizontales y dos palitos verticales.
    Hay toda una teoría que yo no comparto, esta "a" puede ser un seis por la supuesta movilidad de la líneas.
    Que triste identificación para Asturias, ni siquiera la simple regla ortográfica fue respetada, no acepto que  esa es la "identidad de los asturianos", una identificación gris, sórdida, amorfa y de muy bajo perfil que solamente entenderán a los que se les pagó por ello y a los que la aceptaron, también puedo pensar que los propios creadores tienen para Asturias esos deseos o esos pensamientos.
     Para mi este logo es un sin sentido que no representa Asturias por ningún lado, una identificación infantil y hasta ñoña para la única televisión asturiana, que lástima.
     
     
     
     

     
     

    A la hora de cocinar en nuestras casas somos de un aburrido subido

    Sumito Estévez
    Verdadero divo de la comida de autor…


    Sumito Estévez

    María Gabriela Rovero

    A propósito, es una de las figuras que más trascendencia internacional ha alcanzado. Muy solicitadas son sus visiones en cuanto al arte culinario.

    Definitivamente, es un exponente de Venezuela en el mundo. Muchos son los adeptos que siguen su cocina a través del canal por cable El Gourmet.

    Comida “de autor”

    Cuando le preguntamos que significaba para él este arte-oficio no pudo ser más preciso: “Todo. Todo el reconocimiento, aplausos, el cariño de la gente y especialmente el de mi familia, mis hijos”.

    Especializado en comida de autor, le encanta incorporar nuestros ingredientes con mucha creatividad. Por eso… cuando se le consulta su posición con respecto a lo nuestro recomienda que “fuera ideal que por lo menos una vez por semana, tuviéramos la costumbre de preparar una comida criolla”.

    ¿Cómo se definiría el movimiento culinario en Venezuela actualmente, y en qué posición estamos con respecto al resto del mundo?

    -Cito a Ben Amí Fihman: “La nueva cocina venezolana es un bebé en gestación que aún no logra verse con una resonancia magnética”.

    Aspectos positivos y negativos que tú, muy personalmente, observes dentro de nuestra gastronomía

    -En general, soy muy optimista porque siento que comenzamos a deslastrarnos de arrogancias de “somos el país más rico y más moderno de Latinoamérica”, y eso está haciendo que queramos generar finalmente una identidad propia.

    Como chef integral que eres… ¿qué relación observas entre la personalidad del venezolano y sus gustos culinarios?

    -El venezolano es medio voluble y muy de modas. Para un chef que crea sus propios platos es una bendición porque nuevas propuestas son aceptadas … y es una maldición porque el venezolano se aburre y las tradiciones sólo se generan con tiempo.

    Haciendo uso de tu visión cosmopolita ¿qué observas en nuestra costumbre a la hora de cocinar y de comer, que nos diferencie con “peculiaridad” de otras latitudes?

    -A la hora de cocinar en nuestras casas somos de un aburrido subido. Tenemos la tendencia a comer muy parecido todos los días de la semana. Esa es una de las misiones importantes que deben plantearse en Venezuela: lograr que las casas de hoy sean como las de nuestras abuelas en las que se cocinaba por placer y no para alimentarnos.

    En tu opinión, qué influencias a través de la historia han marcado nuestra gastronomía hasta nuestros tiempos…

    -Todas las de la inmigración. Cualquier plato típico nuestro es una gran mezcla de etnias.

    ¿Qué ha variado en nuestra comida de unos 50 años a la actualidad?

    -Hay un retomar de nuestros productos y una incipiente necesidad de aprender a cocinar platos perdidos en las memorias de las abuelas, producto del hecho de que ya no se puede cocinar sólo con productos importados.

    ¿Crees que Venezuela es un punto gastronómico de importancia internacional?

    -No. De hecho, cuando dejemos de decir eso, es decir, cuando dejemos la arrogancia que implica ese comentario, es que nacerá un intento sincero y humilde de tener una cocina con personalidad propia. 

    ¿Podríamos hablar de algún aspecto culinario en el que seamos referencia obligatoria a escala internacional?

    -Ninguno. Es posible que quienes hayan visitado Venezuela recuerden algún plato que comieron. Pero quien no conoce a Venezuela no tiene idea de cual es nuestra gastronomía. En lo que si somos muy reconocidos es en la calidad de Chocolates El Rey, de nuestro Cacao y del Ron.

    ¿Por qué crees que el venezolano es tan permeable a la cocina internacional?

    -Se suman dos factores: a)Somos un país hecho por inmigrantes. b) No poseemos verdadera identidad gastronómica como Perú o México y eso nos hace menos chauvinistas.

    ¿Y por qué ciudades como Caracas, por ejemplo, tienen un número importante de restaurantes que abanderan diversidad de nacionalidades?

    -Por lo que dije antes y porque el caraqueño es muy dado a buscar nuevas emociones.

     

    Fuente:

    Diario El Carabobeño / Revista Paréntesis  
    Edición del Domingo 23 de Abril de 2006

     
    Leave a comment

    Posted by on April 24, 2006 in Venezolanisimos

     

    Ernesto José Viso I de Caracas, 1º en ïmola

     Solamente alcancé a ver el podio, Viso suma 16 puntos en este mundial de GP2 con esta victoria. 
     
     
     

    Ernesto Viso logra en Imola su primera victoria en la GP2

    EFE · Imola

    El venezolano Ernesto Viso, del equipo ‘iSport International’, logró en el circuito italiano de Imola su primera victoria en la GP2, por delante del brasileño Nelson Piquet Jr. (Piquet Sports), que domina la general del campeonato. Viso, que partió desde el tercer puesto de la formación de salida al haber acabado sexto en la carrera del sábado, ganó en el autódromo Enzo y Dino Ferrari de Imola por delante de Piquet y del japonés Hiroki Yoshimoto, del equipo español BCN Competición.

    En su segunda temporada en la GP2, Ernresto Viso, que el año pasado estuvo en el BCN Competición, completó una brillante carrera. Tardó poco en dar cuenta de los dos pilotos que salieron por delante de él; primero superó al alemán Timo Glock (BCN Competición) y después a Yoshimoto, que no pudieron oponer resistencia.

    A partir de ese momento, y ya en cabeza, Viso se lanzó a por su primer triunfo. Supo aguantar bien el acoso a que posteriormente le sometió Piquet, que también adelantó con superioridad a Glock y Yoshimoto. El brasileño, en su ataque a Viso, cometió un par de fallos que le impidieron alcanzar al venezolano.

     

    Leer Mas: Marca

     
    Leave a comment

    Posted by on April 23, 2006 in Venezolanisimos