RSS

Años de Panes Colonieros

20 Apr

Panadería Guth: Una tradición de familia en La Colonia Tovar

Al comienzo la cocina de la panadería Guth era a leña, con el sabor de los carbones, pero con el paso de los años ha sido modernizada. Los Guth establecieron el comercio en 1962 y desde entonces se han convertido en un símbolo del municipio Tovar. ¿Quién no ha degustado este pan casero, cuyo sabor es único?.

Mileidys Aguilar. Fotos: Carlos Becerra

 
 
 

Con una producción diaria de alrededor de 700 unidades, la panadería Guth se ha consolidado como una empresa familiar en expansión. El secreto de sus productos tiene un extenso legado que han dejado los antepasados a las nuevas generaciones.
No existe persona alguna que no sienta la imperiosa necesidad de probar estos deliciosos panes al pasar cerca del comercio de los Guth. La receta de origen alemán se ha quedado enclaustrada en el friolento pueblo de la Colonia Tovar (Estado Aragua- Venezuela), lugar donde aún funciona el negocio familiar.

Actualmente Eleazar Guth está a cargo del negocio, éste asumió la herencia que le dejó su madre, la señora María, quien trajo la receta desde Alemania.
El clásico de la casa es el prote coloniero, un tipo de pan caracterizado por ser sólido, con concha muy fuerte y suave por dentro. Su forma es redonda y son ideales para preparar recetas caseras, como el tradicional fondue
.

LA RECETA DE LA CASA

"Este pan es un poco diferente a los campesinos convencionales, porque es una receta alemana de tradición", explica uno de los panaderos, quien tiene mucha experiencia en el área y ha dedicado la mayor parte de su vida a este oficio.
Los ingredientes son básicos: manteca de cerdo, harina y el amasado al gusto. Se pone en reposo, para que todo salga controlado y se comienza a moldear.
Al principio la cocina de la panadería Guth era a leña, con el sabor de los carbones, pero con el paso de los años y el avance de la tecnología ha sido cambiada por un horno a gasoil, pero "conservando la misma calidad".

RECORRIENDO LAS FRONTERAS

El prote coloniero pesa un kilo en masa y 900 gramos después de cocido, es decir, merma 100 grs. Es comercializado desde la Colonia Tovar hacia otros estados del país.
El famoso pan de los Guth llega hasta Maracay, Valencia y la región capital. Los pedidos van y vienen, pues implementan el mismo estilo de distribución que las hortalizas y frutas, lo que significa que los propios compradores son quienes buscan el producto, dado que aún no cuentan con una cadena de repartición de mercancía.
Además surten las bodegas, supermercados, restaurantes y hoteles del municipio Tovar. "Nos prefieren por calidad y tradición".
El precio por unidad se ubica en 2.500 bolívares y 2.000 al mayor. Puede conseguirse a partir de las cinco de la mañana.
El experto panadero nos comenta que la jornada de trabajo se inicia a las 11:30 de la noche y culmina a las 5:00 de la madrugada, con el propósito de brindar un pan completamente fresco a la clientela.
Aunque hay mucha competencia en la zona, los Guth no se han quedado atrás, pues en cuanto a nivel de capacidad de producción nadie los iguala, ventaja que han sabido aprovechar de forma acertada.

Fuente: Diario El Aragueño – Revista Negocios

 
Leave a comment

Posted by on April 20, 2006 in Venezolanisimos

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: