RSS

Corin Tellado como una reina

26 Apr
Corín Tellado es mi vecina en Gijón, es decir vivimos en la misma ciudad, si , si, si es ella,  es la misma que tiene 60 años escribiendo historias de amor y  las contemporáneas mias seguramente recordaran de la revista Vanidades. La mundialmente popular Corin sigue escribiendo a pesar de sus achaques.
 
 

Corín Tellado celebra en familia sus 80 años
Escritora «gracias un don de Dios» e icono de las novelas románticas en español, Corín Tellado cumplió ayer 80 años rodeada de los suyos
LETICIA ALVAREZ/GIJÓN
 
Oigo mal, veo peor, necesito un bastón y la diálisis me deja hecha trizas un día sí y otro también, pero todavía dicto sin titubear». Así se siente Corín Tellado a los ochenta años. Mermada por la edad, pero sólo en lo físico. Dice que su matrimonio con la escritura es «un don de Dios». «Tengo ya seis historias en la cabeza y sé que aún podré contar muchas más. Me encanta esta profesión en la que llevo ya sesenta años». Y no lo dice por decir. Escribe a razón de 25 folios al día que puntualmente recoge al dictado su nuera María José. «A veces le digo: ‘Caco, hoy no puedo, hoy estoy hecha polvo. Y salen otros 25 folios. Claro, ella siempre me contesta lo mismo: ‘Si llegas a estar bien…’».

Y está bien. Ayer mismo festejó su llegada a la vida octogenaria con una comida en familia en el Club de Regatas. «Ya ve, tengo los mismos años que la reina Isabel de Inglaterra», comenta. A ella, a la reina en castellano de la literatura romántica le aguardaban sus hijos, sus hijos políticos y sus seis nietos. «El amor de mis hijos me produce muchísima satisfacción emocional y a mis nietos, a todos, los adoro», asegura la escritora en español que más libros ha vendido.

«Hace poco dijeron de mí que soy un icono. A mí no me lo parece. Soy sencilla y conservo los mismos amigos de siempre», asegura. Pero también cree que «no habrá otra Corín en estos tiempos. Lo intentó Ana Rosa Quintana y mira el trastazo que se dio», observa con humor.

Con la misma sonrisa que se acerca a los correos electrónicos que le llegan de todo el mundo. Ayer mismo cargados de felicitaciones con motivo de su aniversario. «Nunca me asustó la evolución de la técnica», dice ahora que asiste a la sustitución de la carta por el ordenador. «Es más, me gusta porque los ’emails’ son breves, pero densos. Contienen pocas palabras, pero muy bonitas».

A Corín le encanta leer las cartas al director que llegan puntualmente a la revista ‘Vanidades’ con la que colabora desde hace décadas. También lee las críticas, «aunque algunas me hayan dolido y mucho».

«Me encanta leer, precisamente ahora que he perdido vista de un ojo me siento muy limitada». Quizá por eso también confiesa que ha dejado de ser tan coqueta como era: «Me encantaba la ropa, sólo que ahora paso mucho tiempo en la cama a causa de mi enfermedad y salgo menos. Me gusta ir muy bien perfumada, aunque soy fiel a un solo perfume de Elizabeth Arden y, aunque mi habitación a veces parece un hospital, siempre me ocupo de que huela fenomenal».

En uno de los cajones de su despacho guardó hasta hace poco dos novelas que ahora quiere sacar a la luz: ‘Doce en solitario’ y ‘El destino de las sombras’, historias donde el amor y los conflictos son, una vez más, protagonistas. Y su autora que hizo soñar a tantas lectoras asegura, sin embargo, que no hubiera protagonizado ninguna de las historias de amor que ha escrito. «Ni hablar. Cuando me separé quedé hartita de hombres».

 
 
Leave a comment

Posted by on April 26, 2006 in Asturiania

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: