RSS

Monthly Archives: July 2006

Caracas otro cumpleaños sin fiesta

La cumpleañera
Esperanza Márquez 

Mis primeros años, como ya saben, los pasé en el interior del país, en Anaco, estado Anzoátegui. Luego nos vinimos a Caracas y comencé a conocer y amar a esta ciudad, que esta semana estuvo de cumpleaños. No me voy a meter en la discusión de si el 25 de julio es o no la fecha aniversaria de nuestra urbe. Creo que Caracas necesita cosas mucho más importantes que una discusión inútil sobre su fundación, después de 439 años.

Los que hemos vivido casi toda nuestra vida en esta capital la amamos por lo que se ama, porque sí, porque es Caracas.

  • Otros tiemposDefinitivamente, Caracas ha vivido diversos momentos, épocas que recordamos con cariño, con agradecimiento, con gratitud. Mi época del colegio Nuestra Señora de Guadalupe, situado exactamente entre la Calle Real de Sabana Grande y la Avenida Casanova, donde en el “Bar” del colegio comíamos las famosas quesadillas del Pan 900 y que muchas veces, sólo por gula, salíamos de clases y nos enfilábamos a esa panadería a comernos otra quesadilla y comprar para llevar para la casa. Pero nadie nos tenía que decir que tuviéramos cuidado, que nos quitáramos las prenditas, que escondiéramos los portamonedas.Era otra Caracas, otra Sabana Grande, otro país.
  • Qué pasóTodos los días nos preguntamos qué le pasó a esta ciudad, por qué hay sitios que ya no reconocemos, por qué hay lugares vedados, cercados por unas especies de mercados persas, donde no sabemos si vamos a comprar algo o a que nos quiten la vida.Cualquier ciudad del mundo la visitamos hoy y luego volvemos a los pocos años y vemos los progresos que ha tenido, cómo están cuidados sus parques, cómo el tráfico ha mejorado. Bogotá, por ejemplo, es una ciudad que nos produce una sana envidia, nos da celos verla tan bella, tan cuidada, tan atendida, tan asistida, tan amable. Y la única razón es porque desde hace unos años decidieron tratarla con cariño para que devolviera ese amor a los bogotanos y a los que la visitamos.

Una enfermedad Hace unos meses salí en mi carro y me quedé atascada en un tránsito por una zona que había sido muy conocida por mí, la de Santa Rosa, cerca de la Cantv. Recordaba esos predios y rememoraba, sobre todo, el olor a chocolate de la fábrica de El Rey, que quedaba por ahí. Ya la fábrica no está, no existe aquel aroma, ahora sólo hay niños y adultos que deambulan, que registran los contenedores de basura, que duermen en inmundos colchones en el piso. El tiempo que pasé atascada en el tráfico me pareció interminable. Por fin salí por la avenida Andrés Bello y recordé el elegante edificio Vam, donde alguna vez visité a amigos. Ahí estaba, pero ya no era el mismo.

Finalmente, llegué a mi casa, me sentí protegida por mi mata de mango y mis mascotas, pero algo no andaba bien en mí. Tenía fiebre. Caracas me había enfermado de desánimo, de pobreza, de desidia, de abandono, de indiferencia.

Es triste.

Fuente: Diario El Mundo

En la cresta de la olla
 
Leave a comment

Posted by on July 29, 2006 in Venezolanisimos

 

Hay fogones en Latinoamérica que celebran el sabor del maíz

Ecuador fue el escenario escogido para una convención que tuvo como protagonista al cereal más sembrado en el planeta. Esta planta también conocida como oroña, danza, zara, millo, mijo o panizo ha sido considerada como pieza fundamental de la mesa de todo el continente americano, no obstante, fuera de la boca también se empiezan a contar sus méritos 
 
 
 

 
 El maíz es uno de los alimentos básicos más consumido por los latinos pero también, es entendido como símbolo de identidad nacional.

Tanto arepas como tamales son disputados por las distintas naciones americanas que los reivindican como plato tras comprobar su enorme éxito fuera de sus fronteras.

En Venezuela, Colombia, Ecuador, Cuba, Perú o México los elaboran de distintos modos aunque coincidan en sus nomenclaturas.

 
 
 
 
 

 
En la cumbre andina celebrada en Quito (Ecuador) una de las grandes preocupaciones fue crear una simbología propia que sirviera a los intereses de cada nación.

Desde esta óptica y con el cliente internacional como objetivo, los países reunidos disertaron acerca de las gastronomías autóctonas y sus potenciales comerciales.

 
Dios del sol
Lo paradójico es que los latinos comparten muchos platos de nomenclatura y formato similar, pero de distinto contenido o aplicación.

No obstante, el maíz sigue siendo uno de los alimentos básicos más utilizados y no se le puede sustraer a ninguna de las naciones que en esta convención se congregaron.

De hecho, fueron arepas y tamales los productos más significativos a tenor de tradición de consumo y diversificación geográfica.

Así, se echaron en falta en la cita ecuatoriana las más populares arepas venezolanas, pero se pudo saborear la genuina "santanderiana", originaria de Colombia.

La arepa es una especie de pan elaborado con la harina del maíz. Semejante en su uso al pan pita árabe o griego, su forma circular facilita rellenos versátiles.

Venezuela y Colombia son las dos naciones en las que más se experimenta aunque su uso más común es el mismo que ofrece el pan, acompañando platos.

 

Venezolanas famosas

La harina blanca o amarilla es amasadas con agua y sal y se cocina. Se pueden freír, hervir, asar o rellenar.

En este caso, Venezuela es el país que más las ha clasificado: ‘Reina pepeada’ que tiene aguacate, papa, zanahoria, pollo y mayonesa; ‘Dominó con caraotas (habichuelas) negras y queso blanco, y la ‘Tumbarrancho’ con mortadela y queso.

En cuanto al origen de la palabra; algunos coinciden en que procede del término indígena ‘erepa’, vocablo para definir al maíz de la tribu de los Cumanagotos.

Aunque también abunda la opción que identifica su denominación con el recipiente donde se realizan ‘aripo’, una plancha de barro curva donde los indígenas molían el maíz.

 

Fuente: Diario El Tiempo

 
Leave a comment

Posted by on July 28, 2006 in Gastronomía

 

La aventura de Álvaro contínua

Asturianos por el mundo hay miles, orgullosos de su asturianía siempre, aventureros asturianos cientos y soñadores decenas.
 Alvaro Neil es sin dudarlo orgullo de Asturias, aventurero y sobre todo soñador; cuando lo conocí en persona hace tres años le dije "nunca he conocido a nadie como tú" y mira que he conocido gente, en ese tiempo él estaba regresando de su vuelta por América del Sur, contando sus experiencias,  su paso por Venezuela y vino a darnos una charla en Araguaney.
 
 
 y quedamos en que cuando regrese de su vuelta por Africa, Europa, Oceanía y cualquier otro lugar del mundo volvería a contarnos su experiencia (unos 8 años)
En eso anda Alvaro dando la vuelta por África, creo que esta próximo a cumplir los dos años en esa aventura que lo lleva a dejar kilómetros de sonrisas con su bicileta y su espectáculo de clown, porque el se define de profesión payaso, aunque estudió derecho y trabajaba en Madrid en una Notaría, lo dejó todo por una aventura maravillosa. osadías de un aventurero que quiere conocer el mundo y que lo conozcan a él.
 

 

Le podemos dejar mensajes en su página web http://www.biciclown.com/

 
Leave a comment

Posted by on July 27, 2006 in Asturiania

 

El plátano: rey de la comida Venezolana

 Cuando en Venezuela nos referimos al plátano es el conocido en otros lugares como "plátano macho", a los plátanos o babanas en Venezuela le decimos cambures. 

Lleno de vitaminas y minerales, el plátano es uno de los frutos más nutritivos. Sus variadas presentaciones y versatilidad en la cocina lo hacen uno de los integrantes fundamentales del menú venezolano. Dentro de la economía mundial, es considerado el cuarto cultivo más importante del mundo

 

El plátano es una de los frutos más versátiles. Se puede comer frito en tajadas, al horno, hervido, como tostones cuando está verde, como postre en una torta, entre múltiples opciones. Sus hojas, además, sirven para envolver las tradicionales hayacas venezolanas, dándoles un sabor particular y único.

Aquello que los especialistas llaman las flores de esta planta es lo que los comensales conocen como el plátano.

Éstos nacen agrupados en una mano de entre tres hasta 20 frutos. Su forma es oblonga y desarrollan una masa de pulpa comestible.

Ahora bien, dentro de la economía mundial es considerado el cuarto cultivo más importante del mundo, después del arroz, el trigo y el maíz.

En Latinoamérica y el Caribe se producen casi 10 millones de toneladas de plátano, de los 12 millones de toneladas que se consumen en el mundo. Es así como se considera que su cultivo es una fuente importante de empleo e ingresos para estas zonas del planeta.

 

El valor nutricional del plátano es muy alto. Es considerado un producto muy digestivo pues favorece la secreción de los jugos gástricos. Es una fuente de vitaminas B y C (se le equipara con el tomate y la naranja), y de sales minerales como el hierro, el fósforo, el potasio y el calcio.

Los nutricionistas suelen recomendarlo para personas que padecen de úlceras estomacales, con niveles de colesterol alto, además de estreñimiento.

A pesar de que se tiene la creencia de que ingerirlo engorda, lo cierto es que resulta necesario integrarlo en el menú diario.

Bollitos de plátano

– Plátanos amarillos cocidos, agua, margarina, queso y pollo o carne.

Preparación

Se realiza un puré de plátano con agua y margarina. Se amasa y se hacen bolitas rellenas de queso, pollo o carne. Se fríen hasta dorar.

Tequeños de plátano

– Harina de plátano verde, agua, margarina, sal y queso

Preparación

Se mezcla la harina con el agua, la margarina y la sal hasta hacer una masa elástica. Se estira en una superficie plana y se corta en tiras largas; se envuelve el queso con cada tira y se fríen.

Pastel de plátano

– Tajadas fritas de plátano maduro, queso, jamón y carne o pollo.

Preparación

Las tajadas se colocan en capas en un molde, al igual que las lonjas de jamón, queso y carne o pollo. Al final se polvorea con queso parmesano y se gratina.

 

Fuente: Revista Factas (Diario Panorama)

 

 
Leave a comment

Posted by on July 27, 2006 in Uncategorized

 

La nostalgia de los “musius” en un documental

Una buena noticia, reflejar el amor que sienten los "musius" por Venezuela en un documental  es de agradecer, quizas seán ellos que al retornar a sus lugares de nacimiento empiecen a divulgar lo bueno y lo positivo de la tierra que los acogió por años. No he visto el documental de Pérez Mauri pero esperaré su estreno y no me lo perderé.  Un puntazo para la gente de la asociación de venezolanos El Turpial de Galicia, importante agruparse no sólo por la nostalgia sino por lo positivo de compartir experiencias y mostrar lo bueno que también sabemos hacer.

 

 

Ernesto Pérez Mauri, hacedor de nostalgias

El realizador venezolano filmó en Italia, España y Portugal el documental "Hacedores de nostalgias" donde demuestra que “Los inmigrantes se sienten venezolanos al regresar a sus países”.
Hacedores de nostalgias presenta un bonito mapa de Venezuela hecho desde la distancia. Aunque nuestro país es el protagonista, inmigrantes españoles, portugueses e italianos cuentan sus vivencias en estas tierras. Mauri produce y dirige una historia emotiva.


El documental Hacedores de nostalgias presentará, en una hora y más, relatos de inmigrantes que vivieron en Venezuela gran parte de su vida, pero que de vuelta a sus tierras natales descubrieron que su identidad está más vinculada con este país tropical que con su nación de origen.
El director de la producción, Ernesto Pérez Mauri, afirma con su trabajo que, aunque parezca una paradoja, una buena manera de reconocer, comprender y admirar nuestro gentilicio es a través de la nostalgia que acompaña el recuerdo de quienes vivieron aquí por muchos años.
“Es como si la lejanía tuviese algún efecto en la memoria de esas personas. Las imperfecciones asumen formas más sutiles y saltan imágenes que nos son más gratas a la evocación. Tal vez en este ejercicio nostálgico uno termina por inventar un país de fantasía, pero igual es el que uno quiere y extraña”.
El realizador, junto con un pequeño equipo de producción, viajó a varios países europeos para descubrir vivencias de adaptación y readaptación que al final develan el dilema del desplazado: se sienten ciudadanos del país al que llegan, pero, a la vez, sus querencias están entrelazadas con el territorio que dejan atrás.
Con sus testimonios, españoles, italianos y portugueses dibujan a una Venezuela bonita y tan suya como sus terruños. La cinta, financiada por el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía, se estrenará en 2007.
En plena etapa de post producción, el director de cortometraje, de 40 años, habló con Galería de su trabajo más reciente que, quizás, se convertirá en su primer largometraje.
¿Cómo surgió la historia Hacedores de Nostalgias?
– La idea rondaba mi mente desde hace mucho tiempo. Todo surgió en un viaje a Madeira, Portugal. Me encontré con una persona, de unos 80 años, que me habló maravillas de Venezuela sin ser originario de este país. El anciano había vivido por muchos años aquí y sus recuerdos de estas tierras estaban intactos. Entonces, comencé a desarrollar la propuesta argumental del documental y cómo lo haría. La producción, que apunta hacia un largometraje, pretende dibujar a nuestro país desde el imaginario de quienes la conocen, pero con la perspectiva de la distancia.
¿Cómo orquestaron toda la logística para realizar esta travesía por Europa?
– A quienes regresaron de Galicia, por ejemplo, los contactamos gracias al apoyo de la Asociación Cultural Deportiva Turpial, que ensambla las actividades de la comunidad venezolana en la costa norte de Galicia y, además, organiza la Feria Anual de la Arepa. En Italia visitamos la región de Abruzzo donde existe una legión de venezolanos “retornados”. Fue impresionante saber que en Raiano, uno de sus pueblos, de 3.000 habitantes, unos 2.400 conocen algo de Venezuela, bien sea porque muchos italo-venezolanos volvieron a establecerse en esa comunidad o porque son hijos de alguien que regresó. Fue una situación curiosa. Luego visitamos Madeira, Portugal y allí nos topamos con Oscar D’ León quien participó en una fiesta en honor a San Juan.
¿En qué fase se encuentra la producción del documental?
– Junto con el equipo de trabajo, ya terminamos la parte testimonial del documental. En los viajes a Italia, España y Portugal recopilamos un sinfín de imágenes de apoyo y evidencias visuales del paso por Venezuela de los extranjeros entrevistados. En total, realizamos unas 70 entrevistas. De material bruto para editar contamos con unas 50 horas de grabación. Aún nos queda trabajo porque, en los próximos días, tenemos que regresar a La Coruña, para asistir a la Feria de la Arepa. El año pasado la celebración congregó a unos 4.000 venezolanos de toda España.
¿Cuáles son sus expectativas con esta producción?
– Estará lista a comienzos del año que viene. Queremos presentarlo en festivales de cine nacionales e internacionales. También deseo que llegue a las salas de cine porque tenemos un material valioso. Para los inmigrantes fue muy difícil regresar a sus países de orígen luego de haber vivido en Venezuela por muchos años. Por lo general, regresaron de ancianos y se encontraron con una España, Portugal o Italia muy cambiada. En sus comunidades natales descubrieron que eran más venezolanos de lo que en verdad pensaban.
A través de los testimonios, ¿qué descubriste de Venezuela?
– Encontré en los recuerdos, percepciones y reflexiones de los inmigrantes a una Venezuela compleja y generosa, que ha abierto sus puertas a las gentes del mundo y que debemos valorar mucho más. En Brugnara, Italia, nos topamos con Bernardino Lamarca, campeón nacional de lucha libre durante los años 50. Su testimonio, de aquellos años dorados, fue increíble. Lo más triste de los viajes fue saber que muchos de esos inmigrantes se marcharon del país, aún sin quererlo, por la inseguridad personal y la falta de una buena red de salud pública.
¿Fue una experiencia emotiva?
– La experiencia me tocó mucho porque estando tan lejos de Venezuela la sentí muy cerca gracias a la actitud de los retornados. Ellos se inventan a una Venezuela que exhiben en algún sitio de su casa, en un rincón. Guardan todo tipo de suvenir que les recuerde el país. La parte culinaria también es muy importante para esas personas. Me comí un rico pabellón preparado por dos matronas italianas. Me dio mucha gracia verlas cocinar algo tan típico de mi país, mientras hablaban en su idioma natal.
Luego de varios cortos, ¿cuándo veremos su primer largometraje?
– La verdad es que este documental se está convirtiendo en un largo, así que sería mi ópera prima. Resulta más que ideal porque me gustan los temas en que la gente pueda mostrar su lado más íntimo, su ser más personal, más que aquellas historias que tienen que ver con el aspecto social o el psicológico. Me gustan los temas intensos desde el punto de vista dramático, así como trabajar con personas de la vida real.
De los documentales siempre se critica la poca calidad audiovisual, ¿Hacedores de nostalgias rescata esos valores?
– Nos estamos preocupando para que esa calidad reine; sin embargo, en los documentales, registrar un acontecimiento, a veces, está por encima de la calidad audiovisual. En muchos casos se sacrifica la forma por obtener el fondo.
Dicen que el formato digital ha liberado la creatividad de cientos de cineastas. ¿Ese es su caso?
– Con el formato, el género del documental se ha rescatado. Nos permite trabajar con un equipo de producción mucho más pequeño que, sin duda, abarata los costos. Además, la relación con los protagonistas de los filmes es más íntima.
¿Cómo se debe estructurar un documental?
– Lo primero es seleccionar un buen argumento. Una buena historia puede salir hasta de una nota de prensa.

Datos
Ernesto Pérez Mauri (1965) cuenta con una experiencia de más de 15 años como consultor de medios, productor y director de documentales institucionales para empresas nacionales y multinacionales. Es presidente de la compañía Pertican Films.
Es economista egresado de la Universidad Central de Venezuela (1996). Maestría en Producción de Cine y Televisión en la Universidad de Bristol, Inglaterra (2000).

Filmografía
-Hot dog (Perro Caliente). Inglaterra, 1998, guionista.
-Kiss the canvas (Besa la lona). Inglaterra, 1999, director. El corto participó en el Sheffield International Documentary Festival y en el Brief Encounters Short Film Festival.
– Detrás de la Línea. Venezuela, 2003, guionista, productor y director.

 Sinopsis: Antonio tiene un oficio poco conocido: vende carne de chivo en la orilla de la carretera vía Carora. Debe esperar sentado que alguien compre para ganar algún dinero diario. La obra fue galardonada por el Gran Premio del Jurado, premio del CNAC al Mejor Cortometraje y mejor guión original en el Festival de Cortometrajes de Barquisimeto 2004. También participó en el Festival L’Alternativa 2004, en Barcelona, España.

Recibimiento de Oscar D’ León en el aeropuerto de Madeira, Portugal.Bernardino Lamarca, campeón nacional de lucha, junto con el equipo de producción.Ernesto Pérez y Julio Tupac —productor— filmaron en Ribeira Brava, Portugal.

Fuente: Revista Galería, Diario Panorama

 
1 Comment

Posted by on July 22, 2006 in Venezolanisimos

 

Semana Negra II

Diez días (y el mes anterior) entre arepas, cachapas, perros calientes, carne mechada, tequeños, peluas, pabellón, empanadas, catiras, democráticas, reina pepeada, chutney de mango o de melocotón, picantes, salsas…maltas, polar, chicha………. hemos estado por segundo año en la Semana Negra de Gijón.
Díez días fuertes de cansancio, de preparar, de cerrar de madrugada, de gente bella que no nos abandonó ni un día dándonos su aliento, cantando, dando palmas, tocando cuatro, apoyandonos con su presencia, gracias a todos.
 
 

 
Este año como el anterior me quedo con lo positivo, con lo que me alegra el alma, me importa un comino la gente que siente rabia o verguenza de que Venezuela tenga un tarantín humilde en ese mosntruo ferial de Gijón, antes porque siempre escuché "de Venezuela nunca hay nada" y ahora que lo hay percibo sentimientos que no me gustan de algunos compatriotas (no todos) y por eso los descarto de mi vida, sólo agregaré que  a veces las consecuencias del comportamiento son el reflejo de lo que vive mi querido país y finalizo ¿para qué darles mas vueltas?, atrevida es la ignorancia.
 
Como parte de los cuentos la gente nos buscaba en la misma ubicación del año pasado (éste año nos metimos en la candela) y daban vueltas hasta encontrarnos, todos llegaban y algunos repetían "hemos esperado un año para volver a probar su comida", "no tienen un local en Asturias", "que rica esta comida especiada", "¿hay reina pepeada?"…."hummm que sugerente aguacate, pollo y mayonesa"…."venimos a probar"…."te vimos por la tele y vinimos"…"¡¡¡¡ tequeñosssss¡¡¡¡¡….¡¡¡¡malta ¡¡¡¡…..¡¡¡¡oso¡¡¡¡…. "los propios perros asquerositos de la Plaza Venezuela".
A los venezolanos de buena voluntad que agradecen ver "aqui está Venezuela", a los colombianos que agradecen comerse su arepa de choclo, a los ecuatorianos que extrañan sazones, a los españoles, brasileiros, chilenos, italianos, argentínos, franceses, a los canarios siempre acordándose de las  arepas y de Venezuela…y tantas otras nacionalidades que prueban y repiten….a tantos otros anónimos con sus buenas palabras, los buenos recuerdos de Venezuela, los que emigraron y volvieron y que no la olvidarán jamás……es lo que tiene estar en la calle, las historias vienen hacia tí.
Agradecimientos especiales a Nanda y Clary, dos super colaboradoras, alegres, sociables y siempre risueñas, dispuestas a aguantar "vainas" y a echarlas; Clary es asturiana pero en esta semana le dimos la nacionalidad venezolana; a Sol que es un cielo de niña a la que le gusta mi comida que nos acompañaba algunas tardes. A Luis que se ocupó de las fotos, gracias por saber que ya nosotras no teníamos manos para sacarlas, por comer tequeños a cucharadas como él mismo dijo. A Constantino por cargar bolsas, armar y desarmar el tinglao, rallar queso, controlar los vecinos; a los encantadores vecinos de los jamones y los chorizos de Pola de Siero, ni escogiéndolos hubieran salido tan geniales y buena gente. A la linda gente de Senegal, Nigeria, Africa del Norte, Africa…… al negrito senegalés (no sabemos como se llama) que literalmente nos bañó por accidente un día con la manguera y le formé su lío….y despues me llamaba "mama" y le gustaban las arepas y las empanadas de queso amarillo. A Guille, nuestro Guille, cantante, cuatrista por sus joropos, boleros, merengues, por llegar, por estar. A Miguel, Patricia, Ignacio, el otro Luis….a Danielita que le decía a su mami "no voy a comer tanto porque quiero ir a comer mi cachapita" ….a Carla una fanática de los tequeños y los postres…. a Juan Carlos de Quesera Los Llanos por  proveerme de excelente queso…. a Nelly la del café el Chícaro, excelente café venezolano…. al carnicero por entedereme y darme lo que quería para la carne mechada…. a mis vecinos de 30 años en Caracas…..A mi familia en Caracas por dejar sus palabras de aliento por el Msn todos los días….. Y a tantos y tantos que en 10 días se acercaron, comieron y disfrutaron.
Este año estrañamos a nuestro artista colombiano que nos pintaba banderas en la cara, al artesano uruguayo, al argentino, a los mexicanos de la bisutería, no vendrían seguramente escaldados del año pasado (lástima la ONG instalada repartía papeles y no comida, igual que éste año).
Balance positivo, el año que viene quien sabe donde estaremos.

 
2 Comments

Posted by on July 19, 2006 in Nuestros cuentos

 

Tags: