RSS

Julio Estrada y su Juan Rulfo

15 Dec

El venezolano ganó el Premio Juan Rulfo por su trabajo en Turquía

Una expedición de 60 días por 10 países del sureste de Asia en 2001, le mostró un nuevo panorama: ese que cabe en el formato de una película de 35 mm. Con ese trabajo Julio Estrada se ganó en agosto de este año la I Bienal Internacional de Fotografía. El jurado decidió darle el primer premio por su “ejemplar equilibrio entre el documento y el arte”.

Esos dos elementos, inseparables desde que decidió ser fotógrafo, también lo hicieron merecedor del importante premio internacional Juan Rulfo. Las imágenes fueron tomadas en Turquía: gente reunida en una plaza viendo un eclipse; gente que se lava los pies para entrar a rezar en un templo; una fila de mujeres trabajando la tierra; una escena urbana; las manos de un hombre que pega bloques de cerámica. Un total de 10 imágenes entre las muchas otras de los 180 fotógrafos que optaron por el premio.

El premio Juan Rulfo, instaurado en 1982 es considerado como el “Nobel” de la lengua española, surgió como iniciativa de Radio Francia Internacional motivado por la cantidad de escritores que trabajaron en su redacción en español (Rafael Alberti, Mario Vargas Llosa, Mario Benedetti, y Fernando del Paso, entre otros). Las categorías premiadas son novela corta, cuento y fotografía, disciplinas en las que destacó el mexicano que dá nombre al premio.

“Traté de seleccionar imágenes que tuvieran un encuadre limpio, una visión de Turquía entre la parte rural y urbana”, revela Estrada. Pero su trabajo documental busca las relaciones entre los individuos y su entorno y, sobre todo, las historias de la gente, “Es algo que me encanta”, cuenta.

Su afición por la imagen, recuerda Estrada, coexistía con su trabajo como guía de viajes de aventura: “Coleccionaba imágenes que tomaba de esos momentos que sentía que iban a extinguirse. Tenía un registro de todos los sitios que visitaba. De esos sitios donde iba año tras año y veía cómo se iban perdiendo con la transculturización”. Entonces la fotografía no se había asomado como una posibilidad y mucho menos con un lenguaje. Fue el viaje por el sureste de Asia con el que hizo “click”, literalmente: “Cuando tomo una cámara, es mi momento pleno de satisfacción. No hay otra cosa en el mundo que me dé más satisfacción que eso, me desinhibo totalmente. Siento una felicidad plena, es indescriptible”.

El formato panorámico lo usa desde hace dos años: “He trabajado todos los formatos y cuando usé la cámara panorámica me sentí muy cómodo. Era un formato hecho a la medida para mí”. Y esa es justamente la impresión que se tiene cuando se aprecian sus imágenes: nada sobra en ese espacio más ancho que alto que se mueve en el horizonte.

Para Estrada, viajar y fotografiar van de la mano. “La mayoría de los fotógrafos tienden a ser viajeros. Por la curiosidad, por el gusto de la imagen”.

 
Leave a comment

Posted by on December 15, 2006 in Venezolanisimos

 

Tags: , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: